16/3/17

THE KLASS (Ilmar Raag, 2007)


Algo huele a podrido en la escuela secundaria donde transcurre The Klass, la película que vamos a ver esta noche en Primer Plano en este mes dedicado al cine europeo. Es una escuela estoniana pero eso no le da derecho a ningún exotismo, es cierto que los celulares son algo anacrónico pero el resto es igual y global: adolescentes parcos o gritones, marcas, chicas con piercings, fiestas con alcohol y metal, ciberdependencia y lo que huele mal allí es lo que huele mal en la mayoría de las secundarias del mundo: la moda siniestra del bullying, la práctica de acoso y violencia que convierte un aula en una sala de tormentos.
No hay duda de quienes son víctimas y quienes verdugos en la película de Ilmar Raag: las víctimas son Joosep, un chico tímido, huidizo, poco ducho para el básquet y la fanfarronería y Kaspar, el compañero que decide protegerlo, menos por piedad que para hacer méritos frente a su novia, Thea, una rubia muy poco confiable; y los verdugos son el resto de la clase, una pandilla de esclavos liderada por un aprendiz de gánster llamado Anders.
The Klass es el registro cotidiano de un abuso que va de menor a mayor, de una chicana trivial al ultraje más sofisticado en un… que Ilmar Raag maneja con un pulso diabólico. Para Joosep y Kaspar cada día que pasa, cada vuelta al colegio es la promesa de una pesadilla, nunca saben con qué se encontrarán cuando entren a la clase, pero saben siempre que no será algo bueno: robos, burlas, golpes, hostigaciones de sadismo, el menú de abusos es variado y es físico pero también tiene su variante on line, más contemporánea, donde la humillación es un espectáculo de masas.
The Klass es una película cruda, directa, filmada en el registro nervioso de la crónica; Ilmar Raag bien los rituales de la crueldad escolar y señala como al pasar sus posibles causas: los dobles mensajes familiares, la debilidad institucional, el descrédito de la autoridad, pero nunca es tan sagaz como cuando pone en escena el horror de los horrores: el código de silencio que envuelve al Bullyng, a los que lo sufren como a los que lo practican, esa especie de ormentad adolescente donde anidan, recordemos Columbine y otras carnicerías escolares, las catástrofes más sangrientas.

El texto es transcripción de la presentación realizada por Alan Pauls el 2 de octubre de 2012 en el marco del ciclo especial sobre lo mejor del cine Europeo en Primer Plano I sat:  



No hay comentarios:

Publicar un comentario