27/2/17

TILVA ROS (Nikola Lezaic, 2010)



Toda y Stefan son adolescentes y amigos, viven en Bor, una ciudad minera de Serbia, y están en plena cuenta regresiva, cuando termine el verano Stefan se irá a Belgrado a estudiar y Toda tendrá que conseguirse un trabajo, todo va a cambiar, algo clave para ellos se habrá perdido o al menos modificado, la vida adulta habrá empezado.
Ese último verano es el eje de Tilva Ros, la película de Nikola Lezaic que vamos a ver esta noche en Primer Plano dentro del ciclo dedicado a óperas primas y directores jóvenes. Un verano preñado de exaltación y de rabia, porque Bor está en llamas, los mineros protestan contra la privatización de las minas y Toda y Stefan tienen su propia leña para echar al fuego. El dúo lidera un grupo llamado Colos, mezcla de equipo de skaters, grupo político y pandilla que entrena en las periferias devastadas de la ciudad, vandaliza supermercados y pretende emular las payasadas autoflagelatorias de Jonny Knoxville, la estrella de MTV.
A mitad de camino entre la delincuencia, el deporte, la performance mediática y el berrinche teenager, el menú de acciones de Colos es variado, incluye rayarse las rodillas con un rayador de queso, tirarse de quince metros de altura, activar alarmas de autos estacionados y atravesarse las mejillas con una aguja: proezas que el grupo además registra minuciosamente con sus cámaras de video.
Si Nikola Lezaic es una suerte de Gus van Sant balcámico, capaz de retratar a sus adolescentes con precisión en un registro casi documental, Tiva Ros es Rebelde sin causa en versión serbia y contemporánea. Una película tensa, física, hiperactiva organizada en dos planos paralelos, el plano de las grandes causas (la protesta sindical de los padres) y el plano de las causas suicidas, las causas sin rumbo ni sentido que se agotan en el desplante o el automartirio (las acciones de los hijos). Todo parece oponerlos y sin embargo comparten mucho más de lo que se ve, comparten la desesperación, el miedo ante el mundo que cambia, la rabia hacia los que pretenden imponer su voluntad como si fuera la única posible.


Presentación realizada por Alan Pauls en julio de 2012,  Primer Plano I.Sat, especial Primeras películas y directores jóvenes. 

Transcripción del siguiente enlace audiovisual: https://vimeo.com/46432902


23/2/17

GABI ON THE ROOF IN JULY (Lawrwnce Michael Levine, 2010)



Para Gabi on the roof in July, su debut en el largometraje, el americano Lawrence Michael Levine eligió una premisa clásica: el tema del forastero que llega y altera todas las reglas del ecosistema que lo acoge. Lo que hizo Pier Paolo Pasolini en Teorema donde Terence Stamp, como un ángel diabólico, caía en medio de una familia burguesa italiana y la volvía literalmente loca. Levine lo adapta al Brooklyn de hoy, barrio cool por excelencia y al mundo de los boubou, esos jóvenes bohemio-burgueses que se bañan poco, saben mucho de vinos y solo salen a visitar galerías de arte.
La forastera esta vez se llama Gaby, tiene veinte años y cae de golpe (con su hámster enjaulado y su desorientación) en la casa que su hermano Sam, un artista plástico emergente, comparte (o debería compartir con compartir, porque el que paga la renta siempre es él) con dos amigos. ¿Por qué Gaby se instala en Brooklyn? No lo sabemos. Sabemos que se define como una artista feminista post pero no la vemos pintar ni hacer nada lejanamente emparentado con el arte, salvo fumar porro y desnudarse delante de todo el mundo. Unas pocas semanas después, el mundo de Sam y su símbolo principal (su departamento) está en crisis, crisis de amor, de sexo, de dinero, de arte y de amigos.
Programado dentro del ciclo dedicado a óperas primas y jóvenes directores Gaby on the roof in July encuentra su originalidad en el método con que fue filmada, sin guión, a partir de largas y complejas improvisaciones grupales, siguiendo esos rastros azarosos que brillan tanto en el cine de John Cassavetes o de Mike Leigh. El personaje de Gaby, una colgada encantadora que siembra desastres sin darse cuenta, es un punto de partida fuerte, el agente bacteriano que intoxica un medioambiente estable y armónico pero el fuerte del film de Levine es la frescura con que respiran sus actores, la verdad dramática o cómica con la que tropiezan sobre la marcha tan sorprendente para ellos como para el espectador; y la mirada sagaz ( a la vez irónica y empática) con que despelleja el mundo al que pertenece.

Presentación realizada por Alan Pauls en julio de 2012,  Primer Plano I.Sat, especial Primeras películas y directores jóvenes. 

Transcripción del siguiente enlace audiovisual:



20/2/17

FLOWER OF EVIL (David Dura, 2012)


Flowers of Evil, la ópera prima de David Dusa, es una historia de amor, una historia de amor cien por cien contemporánea atravesada por la política, la tecnología y los medios de comunicación. Corre el año 2009, Anahita ha dejado Teherán donde las elecciones acaban de desencadenar un reguero de revueltas populares y llega a París por primera vez. En el hotel donde para conoce a Rachid que se gana la vida como botones pero es un devoto del break dance  y el parkour y conoce la ciudad como la palma de su mano (la Torre Eiffel, el Sena, las terrazas de los bares, los versos de Baudelaire). Del turismo cultural al romance hay solo un paso y Rachid iy Anahita, el callejero y la intelectual, el cuerpo y la mente, no tardan en darlo.
Pero las cosas no son tan simples porque Anahita es una chica conectada y la misma conexión que le da acceso a la intimidad de Rachid, a sus sesiones de entrenamiento y sus clips privados, le permite seguir lo que pasa en Irán por la pantalla de su computadora portátil en continuado: las manifestaciones de protesta, la toma de la universidad, la represión policial, el acoso que sufren sus amigos activistas. Le llegan imágenes de teléfonos celulares y cámaras de video domésticas, todo lo ve al instante por youtube, de todo se entera por facebook, twitter o chateando con su familia. Anahita ya no está en París, donde querría estar, pero tampoco está en Teherán, donde se siente culpable por no estar. No vive ni en el presente ni en el pasado y en esa tierra de nadie, donde ha quedado varada, tampoco puede estar con Rachid.
Programada en el ciclo de óperas primas y jóvenes directores de Primer Plano Flowers of evil elige contar una historia de amor para desplegar algunas de las preguntas que plantean los medios, las imágenes y la comunicación en la era de la hiperconectividad generalizada. Conectados ¿somos más sociales o más privados? ¿Intervenimos más en la realidad o solo la contemplamos como un espectáculo? ¿Recordamos más o somos más amnésicos? ¿Vivimos más aquí y ahora o hacemos del presente un archivo que nos excluye? Y la pregunta más decisiva ¿Qué lugar tiene la conexión amorosa en un mundo que hace del link una obligación, un mandato, una orden?


Presentación realizada por Alan Pauls en julio de 2012,  Primer Plano I.Sat, especial Primeras películas y directores jóvenes. 


Transcripción del siguiente enlace audiovisual:

17/2/17

La idea que puede cambiar el curso de la historia


Leí por ahí que dos científicos newyorkinos (Siddharth Dhomkar y Jacob Henshal) están realizando un "brillante" trabajo: almacenamiento de lenguaje binario en uno de los materiales más resistentes - y caro- del mundo: diamantes. 
Varias son las razones que justifican el proyecto:  la resistencia, la dureza y la cantidad de capas de la estructura cristalina. Pero la más importante es, quizá,  la aparición de imperfecciones (esos huequitos hechos de átomos de hidrógeno) que rompen con el impecable orden encadenado y aglomerado del carbono... pues es allí, precisamente, donde podrían grabarse los datos. 
Los social-rebeldes pueden (si quieren) realizar todo tipo de argumentos en función de la potencia anti-enajenante de la inteligencia; los psicólogos, reivindicar la utilidad de las imperfecciones y así... 
Propongo algo más revolucionario aún: en lugar de perpetuar las injusticias sociales y la autoestima con estas piedras preciosas extremadamente inalcanzables para la población en general, usemos CUCARACHAS, sí, sí, cucarachas... Producto equitativo si los hay (y si acaso no lo cree pruebe dejar un poco de comida en el suelo dos días y se hará de una mascotita enseguida) que podría significar  el fin de las desigualdades y miserias en el mundo (digital y su acceso para quienes viven en un lugar donde estos bichitos abundan no por elección sino por las condiciones de vida en las que se los está dejando morir). 
Pues dígame usted si no hay algo más imperfecto, lleno de capitas, duro, inmortal y resistente que una cucaracha. Algunos dicen, incluso, que podrían ser la única especie que sobreviva a un ataque nuclear, característica que garantizaría que los futuros habitantes del universo hereden nuestro (tan necesarios) legado cultural  -entre los que se incluye esta nota-. 
Resultado de imagen para cucaracha

13/2/17

LA DISTINCION


"La distancia que nos separa, original en sí, la aumentamos con nuestras vanidades, nuestros amaneramientos, nuestra insolencia, porque nosotros también somos comediantes".
 LOS NEGROS, GENET CITADO POR BOURDIEU EN LA DISTINCIÓN' CRÍTICA Y BASES DEL GUSTO SOCIAL